Cancela Caifanes conciertos del Auditorio Nacional

 
1 Me late
¡Gracias!

La banda mexicana Caifanes cancela los conciertos que ofrecería los días 2 y 3 de octubre en el Auditorio Nacional, así como su presentación el 28 de noviembre en el Auditorio Citibanamex de Monterrey.

Sin ofrecer mayor información al respecto, la promotora Ocesa dio a conocerlo a través de un comunicado, lo mismo que el Auditorio Nacional, de esta ciudad.

“El Auditorio Nacional lamenta los inconvenientes ocasionados al público por esta cancelación, debido a causas ajenas al recinto. Los boletos adquiridos para estas presentaciones se reembolsarán conforme a las políticas de Ticketmaster, en los lugares donde fueron compradas las localidades”, indicó.

En las redes oficiales de Caifanes no existen todavía una explicación al respecto, pero sí el anuncio de las fechas que ofrecerán durante febrero en varias ciudades de Estados Unidos y Costa Rica; así como los shows confirmados en Tlaxcala, Sinaloa y Colombia previstos para marzo.

El 16 de mayo se presentarán en San Luis Potosí, y se desconoce el día en que el músico Sabo Romo podrá reintegrarse a la agrupación luego de haber sido sometido a una cirugía, de la cual tampoco se han dado mayores detalles.

Ya no quedan muchos leones

Featured Video Play Icon
 
2 Me late
¡Gracias!

Hay amistades que suponen admiración mutua, compañerismo, complicidad creativa, como cuando se juntan Guillermo Briseño con León Chávez Teixeiro. “Ya no quedan muchos leones” es el resultado de esa unión: un derrame de ternura y coraje, un canto a los diversos aspectos de la dignidad.

León Chávez Teixeiro se define como un rolero, un artista plástico y el ejemplo más claro de cierta manera de hacer que tiene que ver con las historias de los obreros, de las fábricas, de un pueblo, de una manera de ver cómo se va la vida la vida “como la mugre en el lavadero”.

Como productor ejecutivo participa Ricardo Héctor Jiménez, Juan Sosa en la grabación y Aurora Berlanga en el diseño de un disco con ocho temas, siete clásicos de Chávez Teixeiro reversionados con el acompañamiento y corosde Memo.

Briseño cierra grabación con el tema que da nombre al disco “Ya no quedan muchos leones”, una declaración manifiesta de afecto a su carnal, a quien ve poco, en virtud de que Chávez Teixeiro vive en Inglaterra desde hace muchos años y de vez en cuando se da un rol por la ciudad donde nació.

León nació en la colonia Guerrero de la Ciudad de México en 1936. Su padre fue mecánico, participante de movimientos obreros y desde muy joven comenzó a hacer música en las calles, a participar en movimientos de resistencia urbanos y populares. En 1968 participó en las protestas públicas con sus canciones. Luego formó el grupo La Piel, del que se publicó un sencillo.

Luego formaría el Grupo Urbano Pacheco junto a Álvaro Guzmán, Miguel Ángel Díaz «Macondo» y Jorge «Cox» Gaitán. En esa época se relacionó con artistas como Judith Reyes, Los Nakos, Amparo Ochoa, Óscar Chávez y Los Folkloristas.

En los años 70 se involucró en el movimiento de vivienda de la colonia Martín Carrera, y en las siguientes décadas apoyaría otros movimientos inquilinarios y el de los damnificados de los sismos de septiembre de 1985. Su obra musical acompañó otros movimientos musicales independientes y alternativos en México, como el folklore latinoamericano, la canción de protesta, los roleros y la trova mexicana.

La obra de Chávez Teixeiro siempre fue grabada y difundida de manera independiente desde 1974 en que publica “La vieja gorda y callada”. En 1979, la Universidad de Sinaloa editó los discos “Canciones” y “Se va la vida compañera”, reeditados por Discos Pentagrama. En 1989 sale a la luz “La fundición”.

Tuvieron que pasar casi 10 años para que Pentagrama, publicara “De nuevo otra vez”, en 1998. Un disco homenaje, con la participación de varios artistas con versiones de León fue publicado en 2010, bajo título de “La chava de la Martín Carrera”. Cierra la cuenta “Ya no quedan muchos leones”, presentado en el Tianguis del Chopo y en la Escuela de Música del Rock a la Palabra en la Ciudad de México. Un gran disco que merece la pena ser escuchado, chéquenlo en plataformas y en CD, a ver qué les parece. Hasta poco.

“Loba”, lo nuevo de las Víctimas

 
0 Me late
¡Gracias!

Víctimas del Dr. Cerebro estrenó su nuevo video “Loba” en plataformas digitales y redes sociales en el marco de un reconocimiento por sus 30 años en la Plaza de las Estrellas donde plasmaron sus huellas.
En la sala de Cinemex fue presentado el video que dirigió Abulón, cantante del grupo. La historia de una maldición milenaria, una mujer loba que encuentra el amor en un mortal, explicó.
La agrupación, originaria de Ciudad Nezahualcóyotl, surgió en 1987, comandada por Romualdo Flores «El Chipotle» y Ricardo Flores «El Abulón», como Tecnopal con la publicación de un disco homónimo y la primera versión del tema “El Esqueleto”, quer tuvo relativo éxito, pero supuso la pelea por derechos con sus excompañeros, músicos que eventualmente grabarían otra versión bajo el nombre de Factótum.
Todavía como Tecnopal los Flores grabaron un disco en el que comienzan a retomar los temas relacionados con películas de Serie B, espantos, fantasmas y toda clase de fenónemos llamado Víctimas del Doctor Cerebro, un villano que aparece luchando contra El Santo en la película “Santo contra el Cerebro del Mal”, publicado en vinil y casette de manera independiente, ese material fue digitalizado en 2015.
Para participar en un concurso de nuevas bandas llamado “Rock en la Selva de Asfalto”, “El Chipo” y “El Abu “reclutan a Arturo Flores «El Tuco» (bajo), «El Destroyer» (guitarra) y «El Bruja» (batería). Daniel Flores, «El Ranas», se incorpora eventualmente en los coros y sustituye al “Destroyer”, con lo que queda consolidado el grupo familiar.
En 1994, fichan con la multinacional EMI con la que publican “Víctimas del Doctor Cerebro”, en el que reversionan «El Esqueleto» y logran posicionarse en una época en que el rock mexicano estaba en buena forma. «Brujerías» es el siguiente material grabado en 1995, del que se desprende la versión contemporánea de «Ya tus amigos». En 1997 sale «Boutique 2000» con el que cierran una vertiginosa década.
En 2002, los Flores regresan a la independencia y la creación de Cerebro Records para la publición de «Fenómenos». Pasaron tres años más para que las Víctimas presentaran su siguente producción, «Invencibles», donde se unieron Carlos Sánchez en la batería, David López Chirino en el bajo y Carlos Colorado «Carolo» en la guitarra. En 2007 su alineación estaría compuesta por Chipotle (metales, saxofón), Abulón (voz y teclados), Tuco (bajo), Ranas (guitarra).
En 2008 estrenaron el nuevo sencillo de su nuevo álbum denominado “El cadáver del amor”.
El 15 de junio de 2009, después de muchos retrasos, su última producción, «Fantasma» sale a la venta. En 2014 presentan su disco “Sobrenatural”.
En 2019 , la banda dio a conocer “Amor Enfermo” con la participación de Dr. Shenka, que tuvo relativa difusión. Habrá que escuchar qué nos presenta esta agrupación, que en 30 años ha transitado por tantos escenarios como estilos, que merece la pena escuchar la discografía completita. A ver qué les parece. Hasta poco.

In memorian Carlos Alvarado Perea

 
1 Me late
¡Gracias!

El lunes, el rock mexicano se vistió de luto al conocerse el fallecimiento en la Ciudad de México Carlos Alvarado Perea, músico, compositor, amigo, promotor del rock mexicano, compartidor de rock progresivo y una pieza luminosa en el mundo de la música.

Heredero de artistas, Carlos Alvarado nació en la capital del país donde estudió en la Escuela Nacional de Música. A mediados de los setenta se enroló en la filas del rock progresivo, en el marco de un época en que la música de rock estuviera proscrito en México.

Vía Láctea (1980) se llama su primera grabación y agrupación de Carlos, considerado por los expertos uno de los 25 mejores discos del rock progresivo. La industria musical cambiaba con el inicio de la década y el rock hecho en México, en particular el progresivo, fue tolerado por las autoridades culturales del país, a pesar de su condición de marginalidad.

Chac Mool aparece como una de los fenómenos musicales más importantes del inicio de los ochenta. Nadie en especial (1980) fue grabado por la transnacional Polygram, la cual le dio un impulso inusitado impulso a la escena local. El sueño duró dos discos más: Sueños de Metal (1981), Cintas en Directo (1982) y Caricia Digital (1984).

El cambio de estilo hacia el new wave y problemas con la compañía (WEA) dieron al traste con el grupo. Chac Mool fue uno de los participantes en un concurso organizado por Memo Briseño en el Museo del Chopo de donde surgió el tinguis cultural del mismo nombre.

El final de Chac Mool supuso para Carlos una oportunidad de acompañar a su amigo Salvador Moreno (La Castañeda) en su proyecto La Caja (antes La Caja de Pandora) donde participó una temporada. Carlos había colaborado con Decibel en la producción de su disco.

En 1987, acompañado por Jesús González surge Tony Rayola, un disco interesante en el que exploran cion música electrónica. Al tiempo que en el Palacio de Bellas Artes hizo un homenaje a su padre, el grabadista Carlos Alvarado.

En 1992, graba Vector Escoplo un nuevo disco de experimentación musical. Luego vinieron nuevos proyectos acompañando a Decibel. Para participar en proyectos como El Puente de Alvarado, La Música de Erich Zann, El Ensable Dentro de la Nada y La Música de los Siete Chakras.

Carlos siempre impulsó a muchas bandas para tocar en el Tianguis Cultural del Chopo, donde siempre fue un impulsor de la difusión de los diversos estilos del rock progresivo.

El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL)y la Secretaría de Cultura lamentaron el fallecimiento de Carlos, quien desde desde 2016 padeció cáncer, que al final lo venció el lunes 13. QEPD. Hasta poco.

El rock nuestro de 2019

 
1 Me late
¡Gracias!

Para cerrar el corte de caja de los discos de 2019 es necesario hacer reflexionar en el camino que ha tomado la difusión de la música con sencillos que terminan por configurar una colección de temas que comprende un disco.

Tanto en el maistream como en la músico independiente la tendencia a publicar canciones ha dejado un promedio de 200 canciones mensuales, lo que vuelve inconmensurable la cantidad de música que se produce en nuestro país.

Para esta ocasión presentaré un listado con los discos de los que tuve conocimiento publicados durante 2019 de bandas mexicanas y algunas latinoamericanas que son como de casa.

Allison, “Todo está encendido”; Anna Fiori, “De la Tierra (Un Encuentro Semiacústico)”; Los Bartolina, “Gran Pez”; Bengala, “Laberinto”; Boson de Higgs, “Años Luz”; Burning Caravan, “Ciudad Faro I”; Combo Movox, Homónimo; Ed Maverik, “Transiciones”; Feral, “Vivir Morir”; Fobia, “Pastel en vivo”; Heggel, “Tímida Krishna”; Insite, “Simple Desastre”; Krata, “Recopilación”.

Kerigma, “Viajeros”; Little Jesus, “Disco De Oro”; María Barracuda, “Catástrofes perfumadas”; Miguel Mateos, “Undotrecua”; Mosy y Los Bits, Claroscuro II; Okills, Amigos; Ozymandia, Los Buenos Somos Más; Porter, “Las Batallas”; Prófugo, “Escúchame”.

Mauricio Riveros, “Las Distancias” Siddhartha, Memoria Futuro; Technicolor Fabrics, Presente; El TRI, “Queremos Rockear” Pollo Bruxo, «Mundo Inmundo»; URSS Bajo el Árbol, “Danzas Nocturnas”.

Los que presentaron sencillos y videos fueron  Antidoping, Felipe Botello, Original Mekánico, Señor Bisonte, La Subversión, La Bruja de Texcoco, El Milagro de Andrea, Romano, Hombre Árbol, Sushimilco,Kill The Tv, Kill Aniston, Pájaro Sauce, DLD, Los Tianguis, Bndra.

Bestia María Pixel, Fat Mojo, Nunca Jamás, Juan Son, Los Músicos de José, Sabino, Ramona, La Gusana Ciega, Víctimas del Dr. Cerebro,Rebel Ryder, Chetes, Enjambre, entre otros que merece la pena escuchar.

Esta es una breve selección de discos publicados el año pasado, estaremos atentos de lo las bandas proponen para la década que comienza. Recomendamos a estas bandas y los invitamos a escuchar buenas bandas. A ver qué les parece. Hasta poco.

 

Algo de 2019

 
3 Me late
¡Gracias!

Hace unos días, el portal hispano Efe Eme publicó una lista con los mejores discos de 2019, entre los que destacan el tributo a Joaquín Sabina así como las producciones de León Benavente, Loquillo, 091, Coque Malla, Mikel Erentxun, Depedro y El Drogas.

“Ni tan joven ni tan viejo” es un álbum doble promovido por las transnacionales Sony Music y Warner Music como “un tributo de varias generaciones a Joaquín Sabina” en el que participan 38 artistas y grupos han versionado al músico español.

“El último clásico” es el nombre de la producción más reciente de José María Sanz “Loquillo”, con 10 canciones que hacen honor al nombre a un disco que no tiene desperdicio. Lo mismo ocurre con el retorno de 091, un grupo ochentero revalorado 30 años después.

Coque Malla presentó “¿Revolución?”, mientras que Mikel Erentxun nos deja “El último vuelo del hombre bala”, dos piezas de indudable calidad con lo que los músicos defienden su labor, mientras “Depedro” explora el mundo de un niño con “Todo va a salir bien”.

“Vamos a volvernos locos” de León Benavente es una de esas “joyitas” con 10 canciones que transcurren sin pensarlo y nos dejan con ganas de escuchar más. “Solo quiero brujas en esta noche sin compañía” de El Drogas, también es una obra para sentarse a escuchar con detenimiento.

Por lo que hace al rock argentino, el portal rock.com.ar nos aporta información sobre los discos publicados en 2019. Destacan los trabajos de David Lebon,

Eruca Sativa, Feli Colina, No te va a gustar, Cuarteto de Nos y El mató a un policía motorizado.

David Lebon, excantante y guitarrista de Serú Giran, entre otras bandas, publicó «Lebón & Co» un album repleto de colaboraciones, entre los que destacan Fito Páez, Ricardo Mollo, Andrés Calamaro, Pedro Aznar, Eruca Sativa, Lisandro Aristimuño y Emmanuel Horvilleur.

«Seremos primavera» es el sexto disco de Eruca Sativa en el que apuestan nuevos sonidos interesantes para el escucha. «Feroza» es segundo disco de Feli Colina, con 10 canciones de mucha sensibilidad grabadas en Londres.

“Otras canciones” de No Te Va Gustar es el décimo álbum de estudio de la banda con 15 reversionecon invitados como Julieta Venegas, Jorge Drexler y Hugo Fatorusso, entre otros. Cuarteto de Nos deja otro disco de alto nivel «Jueves»; nueve canciones de ironías y mensaje profundo que tampoco tienen desperdicio.

El mató a un policía motorizado dio a conoce «La otra dimensión», álbum que continúa en la senda del exitoso «La síntesis O’Konnor» e incluye canciones inéditas, lados B y reversiones de algunos hits. La próxima seguimos con los nacionales. Buen 2020 para todos. Hasta poco.

La generación spotify

 
4 Me late
¡Gracias!

Con el año, se termina una década productiva para el rock iberoamericano. La década se caracterizó por el desarrollo de producciones independientes, nacimiento y ocaso de infinidad de bandas, además de una nueva manera de distribuir los contenidos.

La década que termina, supuso la aparición de una cantidad interminable de bandas de todos los tamaños, orientaciones musicales, estilos y calidades; las cuales, en virtud de su cantidad, provocaron la proliferación de diversas maneras de difundir su obra.

La apertura, crecimiento, desarrollo y desaparición de infinidad de bandas, lugares para tocar y medios de información especializados en géneros musicales vinculados con el rock es una de las características de la década.

La democratización que suponen la tecnología de grabación, las redes sociales y los sitios especializados en la difusión de contenidos musicales, ha generado que cualquier grupo de jóvenes o no tanto, que quiere promocionarse “suba” su material a las plataformas.

La generación spotify tiene en la atomización de contenidos una característica definida. Hay de sobra para todos los gustos, circunstancia que obliga a que sean unos cuantos los grupos que tienen preponderancia en las listas de preferencias, lo provoca en algunos casos que buenas propuestas se vean marginales.

En cuanto a los estilos, la música relacionada con el britpop atmosférico es quizá lo más recurrente, la eterna resistencia de metal y sus subgéneros, así como una vuelta al folclor tipo hipster con ukelele. Una década en que la música urbana –mención aparte del reguetón que es el nuevo pop– como el hip hop, el trip hop y las bit box cobraron relevancia.

Diez años en que a muchas bandas que habían sucumbido a comienzos del milenio decidieron retomar la carrera para intentar volver por sus fueros; algunas, lo lograron, otras dejaron un buen sabor para los nostálgicos. Algunos proyectos solistas de bandas consolidadas, y los de siempre, trabajando duro para mantenerse en una carrera de largo aliento.

La década de los 10 nos recuerda que el rock ya es un septuagenario, que aunque con achaques, todavía sigue sonando, aunque con algunas bajas, unas muy sentidas, pero que dejan como legado unas buenas rolas.

Habrá que escuchar cuál es la propuesta de la generación spotify, la de los 20. Las sonoridades que nos proponga y la defensa apasionada de su proyecto en el escenario. Esperamos que haya mucho y bueno. En tanto, queda hacer un recuento del año que se va, el cual nos deja buen rock, algunos discos y toquines para recordar. Aprovecho para desearles felices fiestas. Nos leemos en enero, denle una revisada a nuestro Rockanrolario, a ver qué les parece. Hasta poco.

Un Árbol con raíces fuertes

 
3 Me late
¡Gracias!

Árbol es una banda argentina formada a mediados de los noventa que ha transitado por diversas propuestas sonoras que van desde el rock, el punk, el hardcore o el rap, hasta el funk, el reggae, la música electrónica, el country o la cumbia.

Integrado desde 1994 por Pablo Romero (voz y guitarra), Sebastián Bianchini (bajo), Hernán Bruckner (guitarra, teclados) y Martín Millan (batería), recuerdan que la experimentación y la diversidad musical han sido una de las constantes de Árbol.

“Para la grabación del primer disco, Jardín frenético, ensayábamos todos los días, desde un lugar muy precario donde tuvimos que poner todas nuestras energías”, recuerda Sebastián.

Su primera gira comenzó en 2000, en el interior de Argentina junto a Attaque 77 y viajan a Los Ángeles, a los estudios de Surco, para grabar “Árbol” con 14 temas.

“Chapusongs” (2002), un disco de 13 canciones, les abrió la puerta a la popularidad; giraron por todo el norte y sur de Argentina, además de la costa atlántica. También se presentaron en Uruguay junto a Molotov. El disco fue elegido por la revista Rolling Stone Argentina entre los cinco mejores discos de 2003.

Una versión a capella de “Ji ji ji” de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, supuso un alto riesgo, pues se trata de un homenaje a un himno del rock argentino. “Un experimento que salió bien, pues se trata de una versión coral, algo medio provocador. No sabían dónde ponernos”, apunta Hernán.

“Guau!”, editado en octubre del 2004, supone la masificación de la banda.

“Agradezco, no sólo que me haya pasado, estar con mis compañero en el lugar preciso; fue el momento en que dejar de ser la banda que prometía y acercarse a una mayor cantidad de gente”, recuerda Hernán.

“Hay temas que tocamos de cierta forma y hemos vivenciado otras cosas, eso nos ha servido”, agrega Sebastián.

Esta producción está compuesta por doce temas y fue producido conjuntamente por Gustavo Santaolalla y Árbol, además de contar con Aníbal Kerpel como productor asociado.

El 8 y 9 de julio de 2005, Guau! es presentado en el Estadio Obras Sanitarias de Buenos Aires. El show fue grabado y el resultado fue “Miau!”, el primer DVD en vivo de la banda, editado en 2006. Ese mismo año presentaron un gran show en el Estadio Luna Park.

En medio de esa vorágine, Eduardo Schmidt (voz y violín) deja la banda por motivos personales. La banda responde a esa circunstancia con la publicación de su siguiente disco: “Hormigas”. Según los músicos el trabajo colectivo le dio fuerza al grupo para resolver esa situación.

En 2009, Árbol lanzó su quinto disco de estudio “No me etiquetes”, con el cual comenzaba un proceso de internacionalización. Sin embargo, en 2011 el grupo decide parar. Los integrantes se dedican a otras actividades y el cantante se radica en la Ciudad de México.

A mediados de 2017, la banda publicó el nuevo tema «Tiembla El Piso». A principios de 2018 la banda publica un nuevo tema con un videoclip denominado “La vida es todo lo que vos quieras”. Arman recitales y están de regreso. Hace unos días tocaron en el Festival Catrina y seguirán tocando piedra en el Pasgüero de la CDMX, donde tocan este viernes. La banda alista diversas giras por Argentin, México y Europa. Escúchenlo a ver qué les parece. Hasta poco.

Árbol

 
8 Me late
¡Gracias!

Despierta de Miguel Ríos cumple 50 años

Featured Video Play Icon
 
7 Me late
¡Gracias!
* Remasterizan disco que contiene el clásico Himno al Alegría

Despierta es el segundo álbum en la carrera del rockero español Miguel Ríos, publicado en 1970. Incluye su éxito mundial “Himno a la alegría”, el cual ya había sido publicada internacionalmente en el álbum «A Song of Joy» (Polydor, 1970).
La versión vinilo y cd se ha remasterizado a partir de las cintas originales, que se han conservado milagrosamente después de 50 años, y en la edición CD se edita en formato digipack, incluyendo varios bonus track, más un libreto con fotos inéditas, letras de los temas, etc.
El disco pertenece a la serie de los que produjo bajo la batuta de Trabucchelli; de ahí, los arreglos de Waldo de los Ríos en la famosa canción.
Si bien siempre tuvo que pelear mucho durante su época en Hispavox sobre cómo eran sus discos, aquí empieza a revelarse el Miguel compositor en canciones como «Mis Mattos» o en otras compuestas junto a Nicky Graham –un auténtico trabajador del rock–, como «Ella se fue». Llama la atención «América», a cuyos coros se asemejan tanto los de la canción de mismo título interpretada Nino Bravo unos años después.
El disco,en términos generales, está dotado de una atmósfera mucho más ensoñadora y vaga que el anterior, más girado a experiencias hippies y rockísticas lejanamente imbuidas de rock sinfónico. Para bajarnos de la burbuja, se agradece la presencia golpeadora de un clásico rock & roll como es el «Rock de la cárcel»; la única que, por sus evidentes características, puede sobrevivir a la larga sombra proyectada por la adaptación de la pieza de Beethoven.