El extraño retorno de la crónica de un apañón

Featured Video Play Icon
 
1 Me late
¡Gracias!

Armando Rosas es uno de los compositores contemporáneos de mayor calidad en la escena musical contemporánea del país. El músico presentará en el Teatro de la Ciudad su exitoso Todo Tocata Fuga y Apañón, junto con la Camerata Rupestre, a 30 años de su publicación.
La Camerata Rupestre constituyó un ejercicio interesante en el cual cinco estudiantes de la Escuela Superior de Música y uno de La Esmeralda se juntaron para tocar blues y canciones de la autoría de Rosas.
En 1984, la convergencia con Los Rupestres, quiene tocaban son su guitarra de palo, originó el nacimiento de un grupo de rock pero con los instrumentos acústicos de la música de cámara: La Camerata Rupeste.
“Un sonido naife que se niega a envejecer y que permanece en la memoria colectiva de rebeldes sónicos que rechazaron la rutinaria cháchara que dominaba los medios de comunicación masiva en la década de los ochenta”, señala el comunicado del sistema de teatros.
Las 11 canciones del vinil Tocata, Fuga y Apañón, constituyen un sonido peculiar, con un discurso sonoro homogéneo, bien definido, con letras poética o historias de la ciudad no perecederas.
El disco fue publicado en 1987 por Ediciones Pentagrama y junto a La Evolución de las Especies (Ediciones Multimedia, 1989) constituyen una aportación importante para el rock iberomericano, pues no se trata de versiones en formato desenchufado, sino de obras rockeras pensadas para instrumentos “formales”. Ninguna de las dos producciones tiene desperdicio.
El próximo 22 de agosto el ensamble rupestre estará conformado por Carlos Torres en el violín, Javier Platas en el chelo, Francisco Natera en el bajo, Antonio Morales en la batería, Patricia Piñón en las percusiones y la voz inconfundible de su compositor y director Armando Rosas para interpretar canciones como Murió soñando, Herraje, La Distancia Tiempo, hasta completar Todo Tocata Fuga y Apañón con sus arreglos originales.
El disco original fue ilustrado por Rafael Barajas “El Fisgón” en un fondo verde inconfundible y un sonido que representa a una banda que se atrevió a darle la vuelta al pegasoso sonido pop de los años 80. Chéquenlo a ver qué les parece. Hasta poco.