Riuna de Jade

Escucha este post
 
2 Me late
¡Gracias!

En la entrevista de PERSONAS NO GRATAS, de Oaxaca de Juárez, Ruina de Jade, agrupación de Fusión/Rock

Integrantes
Jorge Reyes (teclado)
Alfredo Luna (guitarra y voz)
DavidMorales Ramos (batería)
Ebed Hernández Luna (bajo)

Jose Luis HERNÁNDEZ Trompeta
LOURDES HERNÁNDEZ Sax
Leodegario HERNÁNDEZ Trombón

Grupo oaxaqueño formado en 1992, el sonido deambula entre reggae y rock, después de 23 años, en 2015 regresó a los escenarios.
EN 1994 Y 1995 recibieron de parte de la revista NUESTRO ROCK reconocimiento como MEJOR GRUPO de Oaxaca en la sección destinada a los grupos de Provincia.
En el programa En Busca De El Rock Nacional/hecho En Casa gracias a que la banda nos enviara sus dos casetts vía correo pudimos programar su música en 1994

A principios de 1992 después de haber concluido “Avenida del Silencio”, David (batería) y José Manuel (bajo) decidieron seguir tocando y armar una propuesta en la que tuviera presencia la música reggae; en la busqueda encontraron a Alfredo (guitarra y voz) y Enrique (Requinto) quienes tenían un gusto mayor por el rock y así nació RUINA DE JADE.
“Eso no suena ni a reggae ni a rock” dijo en una ocasión un asistente a un concierto, no fue agradable de momento escuchar eso, después supimos que eso nos indicaba que habíamos logrado algo importante: NUESTRO ESTILO.
Chris Miller se integró después y el grupo logró captar un público importante en una Oaxaca que no tenía espacios para la música, si, desde entonces Oaxaca es así, ahora hay bares para tocar covers de rock, en esos años ni eso, pero los ruinos hicieron de un bar a orillas de la ciudad su centro de operaciones y “ahí nos ganamos nuestros primeros pesos (nuevos pesos) tocando nuestra música”
Enrique dejó el grupo, después Chris y más tarde Alfredo y todo quedó como al principio.
Este regreso responde a la misma idea que sus integrantes tuvieron en 1992: disfrutar la música.
En 2015 el grupo no solo quiere retomar los temas que compusieron en un inicio sino recrearlos, seguir mostrando su creatividad y darle continuidad a eso que en 1993 por azares del destino tuvieron que dejar en espera…
Actualmente el grupo ha dejado de ser un “fantasma” de la música de alternativa en Oaxaca pues con este regreso han mostrado que su propuesta está vijente.
Su interpretación de el reggae no está obsesionada con el sonido jamaicano, simplemente es una muestra de como la música del caribe puede transformarse y formar parte de otras vidas, otras experiencias.