Está valiendo… el corazón

A mediados de los ochenta, el rock de hechura mexicana adolecía de difusión tanto en medios como en disqueras; son contadas las grabaciones que durante la primera mitad de la década estuvieron dedicadas al rock iberoamericano en sellos multinacionales y con posibilidades de difusión.

Desde 1985, discos WEA comenzó a editar un subsello llamado Comrock que supuso un guiño al trabajo de los rockeros mexicanos.

El compilado Comrock supuso un hito del cual queda en la memoria “El Final” de Los Clips, que se mudarían a una carrera de más de 30 años como Rostros Ocultos. Entre las grabaciones relacionadas con ese sello están el Simplemente de El Tri (1984), Pasaporte al Infierno de Luzbel (1986) y Está Valiendo… El Corazón de Guillermo Briseño y El Séptimo Aire (1987).

Comandada por Memo Briseño, esta banda estuvo conformada por Hebe Rosell, Sabo Romo, Juan Carlos Novelo y Octavio Espinoza “El Sopas” (fallecido en 2013) y supuso el séptimo aire en la carrera del músico mexicano. El disco consta de nueve temas con temas imperdibles como el Túnel 29 —un clásico para los ochenteros que escucharon la estación de radio Espacio 59—, Violencia Drogas y Sexo, El Botellazo o La Escena me Traspasa el Corazón.

En esa época Briseño y el Séptimo Aire animan un programa semanal de televisión difundido llamado Espectáculo de la Ciudad en el Canal 13 donde fungía como anfitrión de otros grupos contemporáneos de rock mexicano, lo que marcó una reconciliación con el género que había estado prohibido desde Avandaro en 1971.

Sabo Romo dejaría el Septimo Aire un día para tocar con su nueva banda, una que también modificaría los estándares del rock en México: Caifanes.

A 32 años de la publicación de este material, la Fonoteca Nacional presentará la remasterización del material en una sesión de escucha intercalada con música tocada en vivo y un conversatorio entre los artistas originales de la grabación.

Guillermo Briseño es el director de la Escuela de Música del Rock a la Palabra, quien ha destacado desde hace muchos años como compositor y principalmente como músico, una de las instituciones del rock nacional, preocupado además de música propositiva de que los textos aporten al arte.

El próximo 7 de diciembre a las 19:00 horas, en el recinto ubicado en Coyoacán, los asistentes podrán escuchar a detalle los pormenores de la grabación del disco, buenas rolas y algunos invitados de Briseño. El acceso será gratuito.