Rubén Goldín, guitarrista, compositor y
cantante rosarino, formó parte de varias bandas de barrio con escasa
repercusión en su ciudad natal, hasta que fue convocado por Juan Carlos
Baglietto en 1982. Con esa banda soporte (en la cual realizaba los arreglos
junto a Fito Páez, componía y tocaba la guitarra) llegaría a Buenos Aires para
editar en 1985 su primer trabajo solista, que por falta de apoyo y no por baja
calidad, obtuvo escasa repercusión. Pese a ello continuó llenando…