0 Me late
¡Gracias!

– Mi empresa está en Boston y tengo que acoplarme a sus horarios. Son cinco horas menos que aquí. Así que mi jornada comienza a las tres de la madrugada, hora española, y acaba entre las once y las doce del mediodía.

El usuario (treinta y cinco años, barba de tres días, chaqueta y vaqueros) continuó contándome lo difícil que le era llevar una vida normal en Madrid (amigos, comidas, sueño) teniendo en cuenta sus horarios de Boston. Mientras tanto, comencé a pensar que de ahí se…