Notice: Undefined variable: post_id in /home/rockanro/rockanrolario.com/wp-content/plugins/facebook-thumb-fixer_xxx/output-logic.php on line 4

De Colombia con amor

El desarrollo de la escena colombiana de rock no se entendería sin la aparición, a mediados de los ochenta, de La Pestilencia, banda de punk legendaria fundada por Héctor Buitrago y Dilson Díaz, quienes junto con el guitarrista Francisco Nieto sentaron las bases para una nueva etapa en la música de Bogotá.

Pero el despeguedel rock colombiano comenzaría a mediados de los noventa con la agrupación que formó Buitrago junto con Andrea Echeverri, que marcaría la internacionalización de la música de aquel país: Aterciopelados.

Un poco escondidas en los estantes de la sección de rock en español, en las tiendas de discos de los noventa se llegaron a colar agrupaciones como Ekymosis (de donde salió Juanes), La Derecha (donde tocó Nieto) o 1280 almas, bandas emblemáticas de la escena.

Sin embargo, durante el inicio del nuevo milenio poco se supo de la escena colombiana en México, a pesar de que cada año se celebra el emblemático Rock al Parque.

A partir del tercer lustro del siglo, bandas como Doctor Krápula han invadido territorio mexicano. La independencia le sentó bien a la escena y se han dejado venir bandas de todos calibres y estilos aprovechando las nuevas tendencias de difusión así como la gran cantidad de festivales desarrollados en México.

El fin de semana se presentó Odio a Botero, una de las pocas bandas de principios de siglo que se mantiene vigente luego de parar unos años. El grupo de punk tiene una potencia brutal que contrasta dramáticamente con la parquedad se su canatante.

Junto con ellos estuvo La Doble A, una banda de buen nivel y en crecimiento constante.Todos ellos colombianos que nos dieron una probadita de que el rock colombiano está dispuesto a jusgarse el todo por el todo para gustar y quedarse en México.

Gracias por sus comentarios. Los esperamos de lunes a jueves en el rock nuestro de cada día a través de las redes sociales de Rockanrolario. Hasta poco.