El alma secular del rock cristiano

El góspel es una de las músicas que ha permeado en el rock en algunos coros y armonías así como letras que hablan de la divinidad. Algunos artistas han retomado la sonoridad del género que se hizo popular a partir de los años 30 en Estados Unidos para sus composiciones.

Algunas piezas clásicas como la versión de Joe Cocker de With A Little Help From My Friends, es una muestra de la fusión del rock con los coros y el sentimiento del góspel, es decir, el Soul, que además cuenta con elementos del doo-wop y del rhythm and blues.

Este sentimiento fue heredado y transmutado por los artistas iberamericanos que han sabido interpretarlo y adecuarlo a su idiosincracia. Jesucristo Superestrella, en sus versiones en español y en inglés, es uno de los mejores ejemplos de la influencia del sistema de creencias en el rock.

En 1970, Miguel Ríos publicó en España, Despierta, álbum en el que varios temas tienen ese sabor de soul. En Argentina, las letras de Raúl Porchetto, sin caer en un discurso confesional, desde su primer disco han tenido alusiones a temas religiosos.

La Biblia, del grupo argentino Vox Dei, fue lanzado en 1971 y es consideraro una de las primeras óperas rock en castellano. El tema Génesis fue versionado por Soda Sterero en su Unplugged de Mtv en los noventa. En México, alguna alusión a Cristo, se puede escuchar en Caminata cerebral de Love Army, un clásico de los 70.

Desde su nacimiento el soul sufrió un proceso secularización que se vio refejado en canciones de los clásicos del rock. Sam Cooke, Ray Charles, Otis Redding y James Brown son considerados comúnmente y a grandes rasgos los pioneros del género, que ha sido tomado por el mundo entero.

A la par, bandas interesantes de todos los géneros de rock en todos los idiomas han participado en una corriente, esta sí confesional, de música cristiana, con interesantes resultados.

Esta santa semana se rematan libros en el Auditorio Nacional, ahí se presenta el asqueroso pop de La Subversión, con algunas rolas de El Juguete Rabioso como invitadas, a las 18:00 horas, todavía con el horario de invierno, no olviden caerle al toquín y adelantar su reloj a partir del domingo. Como dicen Los Secretos, Nos vemos en abril, descansen. Salud.

error: Content is protected !!